domingo, 9 de enero de 2011

EL PORTAFOLIO: metodología de aprendizaje y evaluación.

El uso masivo de los portafolios en el ámbito universitario se está dando en el contexto de evaluaciones complejas, también es cierto que en este contexto también se utilizan con diferentes enfoques y perspectivas. Y esto es debido, seguramente, a la flexibilidad de una herramienta que puede ser utilizada en diferentes contextos y también con propósitos dispares. Un portafolio (ya sea en su versión digital o analógica) puede ser una simple colección de los mejores trabajos del estudiante; un conjunto de evidencias que permita demostrar el progreso a través del tiempo; una estrategia de aprendizaje; un repositorio de materiales recolectados para la evaluación, un espacio para el desarrollo profesional… Hay diferentes maneras de definirlo y quizás esa es una explicación a las dificultades que se vislumbran en la comprensión de su significado. Para todas ellas hay objetivos específicos en mente que dependen de las concepciones de enseñanza y aprendizaje que la sustenten.

De modo general, podemos decir, que se trata de una colección de documentos que pueden ser mostrados como evidencias del proceso de aprendizaje y los logros de un sujeto. En ese contexto tiene la doble función de:

Ø Recoger y reflejar las experiencias de aprendizaje y logros más significativas de una persona (estudiante, profesional, trabajador...) de forma continuada.

Ø Informar de forma clara sobre el nivel de competencia y de otras experiencias importantes a lo largo de su aprendizaje o de su carrera.

1. El portafolio, puede ser elaborado en papel o digital/electrónico, es una herramienta de gran utilidad que presta diferentes servicios y desencadena múltiples procesos en el aprendizaje, desde la evaluación hasta la cooperación, el intercambio, y la difusión de la información.

2. El portafolio es una metodología de aprendizaje y de evaluación, es un recurso, es un contenedor de varias carpetas elaboradas en Word, PowerPoint o en un Blog, para su posterior presentación o exposición en clases o para ser enviado al correo electrónico del profesor.

3. El portafolio es una construcción con significado de las experiencias de aprendizaje vividas por los alumnos, en cada carpeta puede haber cuadros comparativos, cuadros sinópticos, mapas conceptuales, resúmenes, síntesis, comentarios personales, imágenes, fotografías.

4. El portafolio recoge aportaciones reflexivas, evidencias de los aprendizajes, colaboraciones con otros compañeros, productos elaborados en diferentes momentos y disciplinas, textos personales o interesantes, dibujos significativos, vídeos atractivos o formativos, personales, colectivos, anónimos, blogs, etc.

5. El portafolio es multimodal, unas veces físicos, otras veces digitales. Las evidencias y las oportunidades disciplinares orientan el que sean mixtos (físicos y virtuales), o digitales en web, normalmente webportafolios. Podemos encontrar un portafolio de cartón o en un blog. Aunque se desarrolle en diferentes formatos, todos estos estilos de portafolio coinciden en ciertas características: flexible, reflexivo, narrativo, colaborativo, multimodal, semiestructurado y personalizado.

6. El portafolio recoge pensamientos, declaración de intenciones, lecturas importantes, trabajos personales individuales o en grupo, links a direcciones interesantes, links a otros portafolios de colegas, informes, entrevistas, trabajos formales, vídeos, dibujos, blogs... En colaboración con los otros iguales con quien comparte momentos en trabajos, diálogos y también reflexiones. Esta flexibilidad facilita y promueve la reflexividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario